• Cra 11 # 66 - 32 Oficina 202 A
  • 3209437758

¿Quienes Somos?

Acuerdo de voluntades para la constitución de la Confederación

(Texto original del documento de constitución)

Acuerdo de voluntades para la constitución de la Confederación

ANTECEDENTES

Nosotros, representantes de operadores turísticos receptivos y emisivos, empresarios hoteleros, gastronómicos, emprendedores en la industria del turismo, operadores de turismo ambiental, de aventura, ONGs y otros agentes del sector turístico, nos hemos reunido en la ciudad de Bogotá en pro del desarrollo asociativo de la industria turística colombiana y suscribimos el presente Acuerdo de Voluntades.

El Turismo es una actividad empresarial que incluye aspectos sociales, económicos, recreativos, deportivos y culturales. Es considerado una industria amigable con la naturaleza, valorada por su capacidad de propiciar el intercambio cultural, la inclusión social, por estimular el desarrollo regional y del país y por ser generadora de empleo.

El Turismo es interpretado por cada quien dependiendo de su cultura, vivencias, deseos, motivos y gustos. Para hacer posible el TURISMO y las relaciones que surgen de éste, cada nación cuenta con un conjunto de bienes, servicios y organización que determinan el gusto de una persona por visitar un lugar para satisfacer sus necesidades de descanso, contacto con la naturaleza, esparcimiento, recreación, cultura, o negocios.

Reconocemos que el diálogo, las alianzas y los procesos de complementación en materia de infraestructura, accesibilidad, conectividad, dotación de servicios, seguridad, calidad de servicios empresariales e institucionales, son fundamentales a la hora de ofrecer un mejor lugar tanto a los residentes como a los visitantes, sólo puede realizarse a nivel local y que todas las partes interesadas deben asumir sus responsabilidades, dentro de criterios de interdependencia, si queremos que el desarrollo sostenible del turismo.

Colombia viene logrando avances significativos en su proyección internacional como destino turístico de clase mundial. La industria turística colombiana avanza en el reconocimiento de la importancia de la integración territorial y nacional de los diferentes prestadores de servicios. La concentración de esfuerzos empresariales, sociales, culturales e institucionales, muestra que las distintas regiones necesitan establecer un perfil definido acerca de su propia identidad, vocación productiva y turística. El turismo es visto como una fuente de desarrollo económico y social, capaz de generar sinergias y articulaciones entre diversos sectores empresariales, para mejorar la calidad de vida de la población, a través de la promoción y el surgimiento de nuevas actividades turísticas económicas y culturales.

Somos conscientes de la importancia de la consolidación de la gobernabilidad democrática y de la necesidad de estabilidad política para garantizar un contexto favorable para el ejercicio del turismo responsable, en destino; reconocemos, así mismo, la importancia del fortalecimiento de los gobiernos locales democráticos, como base para construir alianzas estables a nivel local y para promover la participación ciudadana y el desarrollo e las culturas turísticas locales.

La Asociatividad Empresarial, la Gestión de Redes Productivas y el Desarrollo de Paquetes Turísticos concertados entre los diversos actores empresariales constituye una necesidad propia de la construcción de regiones turísticas y de la articulación nacional de la industria turística, mediante la estrategia de estimular y establecer alianzas y sinergias público - privadas con criterio de corresponsabilidad social y ecológica para generar ventajas competitivas que conviertan al país en un destino atractivo para y en un foco de desarrollo económico y social en el contexto internacional. Para ello, se requieren acciones que mejoran el clima de negocios a nivel local, así como en el marco de la cooperación internacional y la generación de alianzas estratégicas.

Colombia, condensa diversas motivaciones para el desarrollo del turismo cultural, ecológico, recreativo, gastronómico, diverso, de compras, estudiantil y económico, entre otros, que movilizan y motivan la integración de múltiples actividades que intervienen en la satisfacción de las necesidades, intereses y expectativas de visitantes nacionales y extranjeros.

Valoramos la integración de la actividad turística dentro de la lococmotora de innovación del plan de desarrollo para la Prosperidad Democrática. Comprometeremos nuestros esfuerzos en lograr que las políticas y programas de desarrollo se enmarquen dentro de criterios de equidad, inclusión social, equilibrio regional y responsabilidad ambiental.

En idéntico sentido, llamamos la atención con respecto a la importancia de practicar la mitigación y la reparación de daños, en aquellos casos donde actividades como la minería o las obras públicas afecten el potencial el patrimonio material o inmaterial o cuasen daño a la industria turística.

Al respecto, son también materia de nuestra preocupación:

El .reconocimiento sin reservas la importancia del turismo, siempre que se desarrolle y se gestione de forma sostenible, como instrumento eficaz de desarrollo regional y reducción de la pobreza,
La integración del turismo en los programas de desarrollo y en las estrategias nacionales de asociatividad, cooperación empresarial y reducción de la pobreza.
El fomento de la participación social, velando por que se consulte debidamente a todos los agentes interesados, especialmente en el plano local, y se definan claramente las responsabilidades, en casos de actividades que afecten el patrimonio material e inmaterial y la estabilidad de la industria turística.
La movilización de recursos nacionales en cooperación con las instituciones financieras, las entidades de microcrédito y los proveedores de servicios empresariales, para fomentar un mayor desarrollo del sector privado local y de la economía solidaria, con el fin de facilitar la organización de programas de turismo gestionados por las comunidades y de programas de pequeñas y medianas empresas turísticas,
La generación de compromisos de las grandes empresas nacionales y multinacionales que operan en el país en diversas actividades de minería, construcción de obras públicas, silvicultura, agricultura y pesca, entre otras, para que actúen con base en criterios de sostenibilidad ambiental y sustentabilidad del sector turístico, adoptando fuertes medidas de responsabilidad social para que las comunidades locales puedan aumentar el nivel de empleo y el suministro de bienes y servicios.
El reconocimiento de las dimensiones social y cultural del turismo, para llevar adelante la aplicación del Código Ético Mundial para el Turismo, y seguir combatiendo la explotación sexual y laboral de los niños y las niñas.
La cooperación entre los sectores público y privado con el fin de establecer la infraestructura necesaria para facilitar el desarrollo del turismo, y para garantizar que la estabilidad política, la paz y el buen gobierno faciliten el desarrollo del turismo, y
El reconocimiento de la prioridad en la inversión pública en los procesos de desarrollo de la infraestructura, la capacitación, la transferencia de tecnología y el acceso a los mercados, así como en la seguridad y la accesibilidad de los viajeros.

La propuesta de conformación de la Confederación Nacional de Turismo ha permitido reflexionar acerca de las necesidades, problemas, recursos y potencialidades del desarrollo turístico nacional, en procura de articular actividades económicas, sociales, educativas y culturales. Por su naturaleza multisectorial, es una opción incluyente encaminada a aglutinar empresarios, empresarias y emprendedores de las diversas actividades económicas y comerciales, de los sectores de agencias de viajes, operadores, transportes, alojamientos, gastronomía, bares, cafés, teatros, museos y centros culturales, producción y comercio de artesanías, antigüedades, centros de negocios, comercio y finanzas, organizaciones empresariales, no gubernamentales y comunitarias prestadoras de servicios en turismo ecológico, étnico, de aventura, caballistas, guías y operadores logísticos en turismo de eventos, redes y asociaciones de turismo de carácter local, regional, sectorial y nacional y clústeres de turismo. La Conformación de la Confederación Nacional de Turismo, como entidad asociativa empresarial de tercer grado tiene un enfoque incluyente y complementario, que no se contrapone a ninguna iniciativa u organización sectorial existente. En esta dinámica, su papel es construir una visión compartida del desarrollo territorial y establecer un espacio de reconocimiento mutuo entre los actores del desarrollo turístico local.

Es por esto que las entidades y personas que conformamos los sectores relacionados con el arte, la literatura, la danza, la música, las artes plásticas, las artes escénicas y medios audiovisuales, las organizaciones de poblaciones indígenas, de afrodescendientes, juveniles, de mujer y géneros; de operadores de turismo de destino, como agencias de viajes, guías de turismo, hotelería, hostales, restaurantes, cafés, bares; los anticuarios, el sector diverso, artesanía, caballistas, organizaciones no gubernamentales y comunitarias dedicadas al turismo, las redes, gremios y asociaciones y clústeres abajo firmantes, somos conscientes de nuestra responsabilidad frente a la construcción de la Confederación Nacional de Turismo y frente a la articulación de sus organismos de primero y segundo grado.

Esto se relaciona de forma directa con la identidad turística del país, donde tiene relevancia la presencia y participación de la micro, pequeña y mediana empresa, así como de las organizaciones sociales y culturales vinculadas con el turismo, con sus procesos de formación de ciudadanos y ciudadanas, empresarios, empresarias y profesionales como actores del desarrollo y transformadores de la sociedad.

En tal sentido, nos identificamos en el interés y compromiso de promover y participar en los espacios de interacción orientados a fortalecer y potencializar el turismo local, regional y nacional,, de modo que permita fortalecer las relaciones sociales, culturales, educativas, interinstitucionales y empresariales, con el fin de aprovechar al máximo el talento humano local, el desarrollo de estrategias comunicacionales, los recursos técnicos, tecnológicos, informáticos, documentales y territoriales.

Al respecto, nos comprometemos mediante este acuerdo de voluntades en la conformación y consolidación de la Confederación Nacional de Turismo, que posibilitará coordinar e integrar actividades de las organizaciones y entidades culturales, educativas, ambientales, sociales, comunitarias, de atractivos turísticos, empresariales e, incluso, instituciones públicas y privadas, en general, para realizar acciones orientadas a elevar la calidad de vida local, fortalecer y desarrollar la actividad turística del país.



ACUERDO DE VOLUNTADES

Teniendo en cuenta los antecedentes presentados, en cuanto al papel de las diversas organizaciones y personas vinculadas de manera directa o indirecta al desarrollo turístico nacional, sectorial y regional, así como las necesidades de los diversos sectores vinculados al turismo,, con respecto a las dinámicas de participación ciudadana, seguridad y convivencia, movilidad, productividad, desarrollo de capacidades locales para el fortalecimiento empresarial y la innovación en el servicio turístico, el equipamiento local, el manejo y disfrute del espacio público, adecuado uso del suelo y el impacto en los entornos inmediatos, así como la importancia de establecer alianzas de cooperación e integración entre organizaciones culturales y de atractivos turísticos, las micro, pequeñas y medianas empresas y las organizaciones sociales, comunitarias y ciudadanas, los gremios, asociaciones y cooperativas y las entidades públicas y privadas, en general, hemos decidido suscribir el presente ACUERDO DE VOLUNTADES, para constituir LA CONFEDERACIÓN NACIONAL DE TURISMO DE COLOMBIA.
La Confederación es la unión de todos al servicio del turismo, para hacer lo mejor por el desarrollo sostenible de la actividad turística colombiana, por el país, sus regiones y habitantes, por quienes confluyen en el servicio turístico dese diversas actividades y por quienes nos visitan, con énfasis en el refuerzo del turismo cultural, recreativo, estudiantil, gastronómico y económico, dentro de criterios de protección ambiental y dignificación de las relaciones humanas y sociales. La Confederación se constituye en la generación de sinergias y el desarrollo de una nueva mentalidad para proponer, participar, promover, comunicar, informar, mediar, unir, apoyar, mejorar conjuntamente y para construir juntos el presente y el futuro de la actividad turística.
Como propósito general, La Confederación permitirá gestionar y desarrollar acciones de autogestión, cogestión y concertación que permitirán mejorar la productividad y calidad de vida conduciendo al desarrollo turístico de los diversos sectores y regiones. En este marco, podrá gestionar recursos locales, distritales, nacionales e internacionales.

A través del presente acuerdo se formalizan los propósitos iniciales y los compromisos que cada uno de las y los participantes deberán asumir en el desarrollo de esta voluntad mancomunada de trabajo y que se expresa a través de las siguientes líneas de acción:

Participación en la planeación del desarrollo territorial en las diversas regiones urbanas y rurales del país.

Mejoramiento del entorno de seguridad y convivencia ciudadana en todas las regiones, que estimule la prevención, mejore la percepción, promueva la estadía, atraiga al turista y proteja el arraigo y permanencia de la comunidad residente.

Actuar desde la perspectiva del código de ética para el desarrollo sostenible y sustentable del turismo mundial en la promoción y prevención para impedir el desarrollo del turismo sexual, la prostitución infantil y el comercio de sustancias psicoactivas.

Promover y participar en iniciativas de accesibilidad y movilidad de personas y vehículos en las diversas regiones, que permita mejorar el entorno y el flujo de turistas, residentes, trabajadores, estudiantes y demás personas, para construir territorios sostenibles y sustentables.

Promover la conservación, mejoramiento y consolidación del patrimonio nacional, del equipamiento cultural, el valor histórico, arquitectónico y de infraestructura rural y urbana y gestionar la habilitación de espacios propicios para la promoción de la actividad cultural y empresarial local.

Apoyar las gestiones que propendan por el ordenamiento democrático e incluyente del uso del suelo y del disfrute del espacio público, a través de la promoción de la participación en los escenarios de decisión y concertación, teniendo en cuenta criterios que privilegien el arraigo de la población habitante.

Desarrollar la productividad local, la sostenibilidad financiera y la generación de valor agregado de las micro, pequeñas y medianas empresas con base en la articulación del servicio turístico y la construcción de clústeres, redes y cadenas productivas, dentro de parámetros de consolidación de la cultura del servicio, el fortalecimiento de valores y actitudes preventivas con respecto a la gestión de la calidad y la adopción de métodos de trabajo saludables, mediante los cuales se implementen prácticas amigables con el medio ambiente, se practique la salud ocupacional de manera integral y no se emplee trabajo infantil.

En este marco, desarrollar las capacidades empresariales y laborales locales, desde los conocimientos, las habilidades, las actitudes y valores que reclaman las diversas actividades relacionadas con la producción y el servicio turístico, en el contexto propio de cada sector económico y de cada región.

El logro de estos objetivos se pretende a través de de la participación en los espacios que permitan desarrollar procesos de autogestión, cogestión y concertación pública, social y privada.

Todas las actividades de la Confederación tendrán un carácter incluyente, en razón de la naturaleza pluriétnica y multicultural del país. Esto implica generar dinámicas y escenarios para que las comunidades de empresarios/as participen en cadenas productivas y creen formas asociativas, contribuyendo al fortalecimiento de los actores sociales empresariales y a la generación de empleo para la población residente en cada territorio, sin distingos de género, raza, nacionalidad, credo religioso o ideología política.

Al respecto, se desarrollarán de manera integral mesas de trabajo intersectoriales, programas y proyectos que permitirán abordar la construcción integral del mismo, así como las dimensiones culturales, normativas, comunitarias, estructurales y circunstanciales de cada línea de acción, de sus problemáticas y alternativas de solución relacionadas.

Las entidades y personas de los sectores vinculados al turismo, atrás mencionadas, las organizaciones culturales, sociales, comunitarias y ambientales, las instituciones de educación superior, las ONG´s, las empresas, los medios de comunicación locales, de cara a la ciudadanía, suscribimos este Acuerdo de Voluntades, que renueva y afianza la voluntad de una estrecha cooperación por el desarrollo turístico de nuestras regiones colombianas.

Para constancia se firma en Bogotá, a los nueve (9) días del mes de octubre de 2012.